13 octubre 2008

Aquí reside la felicidad


Aquí reside la felicidad
   Ya hemos comentado alguna vez en Cosas y Casos, lo que nos hace felices; y también hemos hablado de las muchas cosas buenas que hemos heredado de la Civilización Romana Clásica.

   Sin embargo, en esta ocasión, como no podía ser menos, me he sorprendido al revisar las fotografías de nuestra visita al Museo Nacional Arqueológico de Tarragona. Me ha hecho mucha gracia el ver la foto que véis ilustrando este post; se lee "Hic habitat felicitas", o lo que es lo mismo en castellano, "Aquí reside la felicidad".

   Este relieve procede de las ruinas de Pompeya, y en concreto del Museo Nacional de Nápoles. De todos es conocida la fama que tenía Pompeya en la Antigüedad como ciudad del ocio y la diversión; vaya, que era entonces lo que hoy en día es Las Vegas o algo así. Por lo tanto, no es de extrañar que la inscripción mencionada junto a la figura tan familiar que véis, estuviera ubicada en alguno de los muchos prostíbulos de lujo que había en la ciudad pompeyana allá por el siglo I d.C.

   ¡Curioso sentido del humor el de nuestros amigos los romanos...! Evidentemente, no le vamos a quitar al sexo la importancia que tiene en cualquier relación de pareja; pero, como reza el relieve, ¿realmente ahí reside la felicidad...?

12 comentarios :

Marta dijo...

Cada uno encuentra la felicidad en sí mismo, por esa razón, lo siento, mi felicidad no reside ahí!!!! Mi felicidad tiene forma de corazón y no de pene!!!!.

Andybel dijo...

.-MARTA: Me parece bien, Marta.

.-Saludos y gracias por tus comentarios.

Ignigo dijo...

Residir, residir, por supuesto que no. Hay otras cosas más importantes (o eso creo yo).

Pero que forma parte importante de toda relación de pareja no lo vamos a discutir. ¿O sí?.

Porque como me convezcais de que realmente no es importante en una relación de pareja, entonces si que voy a empezar a plantarme realmente esto de quedarme soltero.

Ja,ja,ja.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Creo que el sexo, como todo en la vida, también tiene sus etapas: una de descubrimiento y exploración, otra de eclosión salvaje e imperiosidad -sobre todo en los hombres o eso creo yo...-, otra más estable y madura, y al final, coincidiendo con la vejez, de mayor afectividad, donde la satisfacción de las pulsiones y necesidades sexuales ya no son tan importantes, pero sí lo son las aportaciones de cariño y afecto.

.-Es mi opinión. Tú sabrás en qué etapa te encuentras y entonces sabrás hasta qué punto ahí reside la felicidad...

.-Además del sexo y acompañando a éste, creo que en la relación de pareja hay más cosas como el compañerismo, el afecto, el cariño, la amistad, la lealtad, etc. Todas esas cosas junto al sexo forman un sistema en la relación en la que cada una de las partes interactúa con las otras aportando cada una su grano de arena a la felicidad de la pareja.

.-Mi consejo para tí: no te quedes soltero, forma una pareja estable y una familia también; cuando las altas llamas del sexo salvaje dejen paso a las brasas del amor, verás todo lo que tienes a tu alrededor.

.-Me ha quedado hasta poético, ja, ja.

.-Saludos y hasta la próxima.

C.C.Buxter dijo...

Vaya con los romanos... la sutilidad no era su punto fuerte... no me extraña que Pompeya acabase achicharrada con lava volcánica: ¡tanto vicio no podía permitirse!

Están bien muestras del pasado como éstas, ya que hacen que nos demos cuenta de que, al fin y al cabo, no son tantas las cosas que nos separan de los antiguos. Pasados más de dos mil años, seguimos pensando en lo único, digooo, en lo mismo.

Andybel dijo...

.-CHARLIE: El ser humano es el ser humano, ahora y hace no sé cuántos miles de años.

.-Y más con esos instintos básicos.

.-Saludos.

meritxell dijo...

Carpe diem ;-))) creo que la felicidad empeiza en el amor por uno mismo y se hace más intensa cuando se es capaz de amar a otro ser....o sea que en parte.... no "son tan bojos aquests romans"...

Andybel dijo...

.-MERITXELL: A lo millor no són tan bojos aquests romans; però realment en això de la foto radica totalment la felicitat...?

.-Resta palés que l´amor amb els altres comença en l´amor amb sí mateix.

.-Salutacions i fins la propera.

Martín Grosz dijo...

Muy curioso ese testimonio de Pompeya, felicitaciones por el post. Respecto de la felicidad, me parece que no puede pasar exclusivamente por la satisfacción sexual, pero seguramente juegue un rol importante, especialmente en ciertas etapas de la vida.

Saludos!

Andybel dijo...

.-MARTÍN: Creo que has resumido en tus breves palabras mi pensar y las conclusiones a las que he llegado con todoso los comentarios ofrecidos aquí por nuestros colegas.

.-Efectivamente, el sexo juega su papel sobre todo en determinadas etapas de la vida y de la propia vida de la relación de pareja.

.-Saludos y gracias por vuestros comentarios.

C.C.Buxter dijo...

Ayer, escuchando un programa atrasado de La rosa de los vientos, me acordé de esta entrada. En el programa hacen una pequeña sección sobre curiosidades de la vida romana, comparándolas con aspectos de la vida moderna. Pues bien, ese día hablaban de la costumbre romana de poner, entre otros "amuletos" que protegiesen la casa de malos augurios, representaciones de penes erectos. Según decían, era como una especie de símbolo de fuerza creadora, ya que en Roma no se percibía a la mujer como la fuente de la vida, sino al hombre, y evidentemente el pene tenía mucho que decir a este respecto.

No obstante, y como bien decías, el que sale dibujado en esta foto más que para alejar el mal, se ponía para incitar al pecado...

Andybel dijo...

.-CHARLIE: Sí, a mí también me consta que en la Antigüedad, en sociedades patriarcales, la fuente de vida y fuerza creadora era el varón en vez de la fémina.

.-Bueno, de todo tiene que haber en la viña del señor, ¿no?

.-Gracias por tus comentarios en relación al programa de "La Rosa de los Vientos" y "Cosas y Casos".

.-Saludos.