08 octubre 2008

Porcentaje de Felicidad

Caretas Teatro
   Os propongo que publiquéis en vuestros blogs sobre este mismo tema, si os resulta interesante el asunto; y así, que sigáis expandiendo este meme. Seguramente, alguna vez, en algún momento de vuestras vidas, os habréis preguntado a vosotros mismos cuánta felicidad albergaban vuestras personas en el devenir de este mundo...

   Llegados a cierto punto del desarrollo de una persona, y al alcanzar alguna edad, siempre hacemos balance de lo que hemos ido consiguiendo, o de las oportunidades malogradas y que se escaparon como un tren que sale de la estación cuando se llega tarde. Entonces, el proceso final de pensamiento siempre termina en la misma pregunta: ¿soy realmente feliz? ¿cuánto de feliz soy?

   Si aplicáramos la estadística más básica a esta pregunta, y asignáramos un porcentaje a ese grado de felicidad; ¿qué porcentaje tendriáis cada uno de vosotros...? ¿50, 30, 60, 75, o quizás alguna o alguno, el 100%...?

   Tuve verdadera conciencia de esta cuestión y empecé a planteármela tal como la describo anteriormente, a raíz de una conversación bastante personal que tuve con una mujer separada, de treinta y cinco años de edad, y teniendo yo la edad de veintiséis. Al dialogar con esta mujer sobre la cuestión planteada, ella llegó a la conclusión de que no llegaba siquiera al 30% de felicidad. Yo, por aquel entonces, le dije que tal como era mi situación personal en ese momento, me consideraba un 85% de feliz.

   Hoy, ahora mismo, os puedo afirmar sin miedo a dejarme embaucar por la exageración, que me considero un 98% de feliz y que me siento muy orgulloso de ello y de todo lo que he ido experimentando a lo largo de mis años de vida. ¿Qué decís...? Que, ¿qué me haría falta para llegar a ese deseado y lejano para muchos, 100%...? Pues mirad, ganar más dinero, sólo el suficiente más para poder hacer cosas que con mi nivel económico actual no puedo hacer, como navegar en un gran barco de vela o volar en una avioneta privada; viajar por todo el mundo; y que el mundo en el que vivimos fuera bastante más humano. Sólo eso, no sé, quizás sea mucho pedir a este mundo en el que nos tocó vivir...

11 comentarios :

Marta dijo...

Pues mira, yo en estos momentos me encuentro en un 95% de felicidad, y lo único que me falta para conseguirlo, es que mi marido no tenga que hacer tantas horas en su empresa, que mi madre pueda dejar de trabajar, que mi abuela se cure, y que mi familia esté se sientan tan felices como yo.
La felicidad sólo la encuentras en tu interior. No tenemos mucho dinero, pagamos hipotecas, seguros, trabajamos muchas horas, nos encantaría cambiar de piso, y a mí me gustaría comprarme un todoterreno, pero todo eso no me da, ni me quita lo feliz que me siento, lo único que haría es cubrir caprichos!!!!.

Ignigo dijo...

No se que decirte, me parece que ponerle nota o porcentaje al estado de Felicidad es muy difícil.

Quizás no pueda decir que este al 100%, porque logicamente hay cosas que me gustaría mejorar, otras que me gustaría hacer y otras que me gustaría tener, y por circunstancias de la vida, no puedo mejorar, no puedo hacer y no puedo tener.

Mirándolo así, no puedo decir que este al 100%.

Pero también es verdad que he mejorado algunas cosas con respecto a años pasados, he hecho cosas que antes no había hecho y tengo otras que no tenia, así que mirándolo a cuales eran mis objetivos hace tiempo, se podría decir que si estoy al 100% de felicidad.

Aunque esto no seria cierto.

Sinceramente creo que por la naturaleza del hombre (siempre quiere más o mejorar lo que ya tiene) nadie podrás decirte que esta al 100% de su felicidad, siempre habrá algo en lo que soñemos, algo que queramos mejorar o algo que queramos hacer.

Porque además, el día que a uno se le acaben esos sueño ¿Para que vivir?

Pufff: quizás me he puesto demasiado filosófico (tanta medicación para mi ciatica hace que se me vaya la cabeza, va a ser eso).

Andybel dijo...

.-MARTA: Muy bien, convengo contigo en que la sensación de felicidad es muy subjetiva y que está en nuestro interior.

.-Me alegra que te sientas feliz y que consideres lo que te falta para ser más feliz, como meros caprichos... Así, seguro que serás cada día más feliz.

.-Que se cumplan los deseos que te faltan para ser más feliz.

.-IGNIGO: Cierto, es dífícil; pero es una manera muy humana de poner cotas a todo, más hoy en día que están tan de moda las estadísticas... Además, este invento de poner porcentaje a la felicidad es "copyrigth" 100% Andybel, así que me hacía gracia publicar el post que ahora leéis en este sentido.

.-Interesante perspectiva la tuya sobre el grado de felicidad, no tanto en términos absolutos de porcentajes; sino más bien en términos de progresión con respecto a estados de felicidad anteriores.

.-Es verdad, siempre hay que mirar lo que hemos progresado en la vida en todos los sentidos, lo que hacer, lo que tener, lo que no hacer también, etc. etc.

.-Risas por lo de la medicación, no hombre, no, siempre está bien filosofar un poco para ser más conscientes de lo que somos, lo que nos pasa, y en definitiva, ser más felices...

.-Espero que se mejore tu ciática y te repito hasta la saciedad que nades, hombre, nada ya, apúntate a la piscina más grande que tenga Donosti, joder. Y luego me cuentas chaval.

.-Saludos.

C.C.Buxter dijo...

Andybel, un consejo: para llegar al 100% de la felicidad, tienes que hacerte del Madrid. Siendo seguidor del Barça nunca alcanzarás la felicidad absoluta... ;P

Fuera bromas, es interesante el tema que planteas, aunque bastante complicado; lo de poner un porcentaje a la felicidad me ha parecido innovador.

Yo creo que muchas veces el grado de felicidad no depende tanto de qué tiene uno, sino de qué no tiene respecto a los demás o a un momento pasado de su vida. El sentimiento de felicidad no radicaría tanto en ser plenamente consciente de haber cubierto unas necesidades básicas, sino de saber que podría estar mucho peor... o de que ya lo estamos y antes no.

Es decir: el enfermo añora la salud que antes tenía y no valoraba; el que se queda solo se da cuenta de lo importante que eran su familia/pareja/amigos; al parado le gustaría seguir en el trabajo del que antes renegaba. Y del mismo modo, quien tiene salud, seres queridos o trabajo se siente afortunado por no estar en el lugar del otro.

¿Cómo de feliz soy? La verdad es que no sabría decirlo. Teniendo en cuenta que mi vida está totalmente volcada en las oposiciones, aprobar me haría por unos instantes el hombre más feliz del planeta; pero entretanto, pongamos que... ¿un 50 ó 60%? No sé, no me puedo quejar.

Andybel dijo...

.-CHARLIE: Otra refrescante perspectiva del tema de la felicidad, sí señor.

.-Capto en resumen, que somos felices en función de lo que no se tiene respecto a los demás o a uno mismo en el transcurso del tiempo.

.-Desde luego, y si no te he entendido mal, que se acerca mucho al refrán aquel que dice "mal de muchos, consuelo de tontos". Seguramente es un recurso muy socorrido en el ser humano para poder sentirse medianamente feliz...

.-Creo que algunas de las cosas que más felices nos hacen son, la familia, la estabilidad laboral, y también la salud, cuando alguna vez se le han visto "las orejas al lobo" como suele decirse. Ahora mismo, yo por ejemplo, valoro mucho más mi salud ya que el año pasado por estas fechas tuve un ataque de ciática con base en una protrusión discal incipiente; soy mucho más consciente de mi salud y miro por conservarla.

.-Bueno, enlazando tu comentario con lo que ya he dicho alguna vez en estos foros que montamos, la felicidad en el más estricto sentido metafísico sería igual a momentos efímeros o sensaciones efímeras de felicidad que únicamente se dan cuando hay una cesación temporal del dolor inherente a la condición humana...

.-Saludos y gracias a todos por vuestros comentarios.

Ignigo dijo...

Pufff:

"Bueno, enlazando tu comentario con lo que ya he dicho alguna vez en estos foros que montamos, la felicidad en el más estricto sentido metafísico sería igual a momentos efímeros o sensaciones efímeras de felicidad que únicamente se dan cuando hay una cesación temporal del dolor inherente a la condición humana..."

Todavía estoy dándole vueltas ....

C.C.Buxter dijo...

Mmm... más que "mal de muchos, consuelo de tontos", creo que sería más bien lo de que "sólo se valoran las cosas cuando las perdemos". Las personas somos egocéntricas por naturaleza: nuestras problemas nos parecen los más graves, y eso muchas veces nos impide darnos cuenta de lo bien que estamos. Por eso cuando perdemos aquello que teníamos y considerábamos como normal, es cuando nos damos cuenta de lo felices que éramos entonces.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Siento si a veces me pongo tan filosófico; pero creo que puede ser interesante definir algunas veces, términos que manejamos habitualmente.

.-Ignigo, piensa varias veces en el párrafo que me transcribes, y verás como en el fondo hay algo de razón y verdad en él...

.-CHARLIE: Es cierto, creo que es un problema de autoconciencia; y de no valorar lo que se tiene. Por eso, al perder algo que se tiene como normal, irremediablemente se valora teniendo en cuenta el momento en el que se poseía...

.-Si uno se compara con los demás objetivamente, se da cuenta de que hay gente más y menos feliz que uno mismo; pero claro, siempre que uno sea bastante consciente de su propio grado de felicidad y bienestar.

.-Saludos y gracias por vuestros comentarios.

Martín Grosz dijo...

Si tuviera que dar una definición personal de felicidad diría que es el estado en que se encuentran aquellas personas que tienen sus necesidades básicas satisfechas,que viven en paz con su conciencia y con el prójimo, y que no se dejan amargar por el deseo de tener más que lo que tienen.

En ese sentido, creo que estoy en el 100%. ¡Muy buen tema! Saludos desde Argentina.

TEMPLARIO dijo...

Muy buen tema el que acabas de plantear, recuerdo que hace unos 6 meses me consideraba a un 80% de feliz, hace 1 mes a un 40% y hoy en día me considero a un 70%...

Creo que la felicidad es MUY efimera, ya sea porque queremos más, porque las circunstancias que nos hacian felices cambian repentinamente, o porque cuando llegamos a la "meta" descubrimos que en realidad no era lo que queríamos o creíamos.

Pues el humano es muy complejo de hecho a veces también pienso que muchas veces es "masoquista" por naturaleza, sobre todo si uno es cátolico (como yo).

En fin, es cuestión de perspectivas y concluyo mi largo comentario con lo siguiente:

Como dijo el gran escritor norteamericano Mark Twain: ‘El 90 por ciento de las catástrofes por las que tanto sufrí, nunca ocurrieron’.

Andybel dijo...

.-MARTÍN: Me alegro mucho de que seas el primer participante de este post que alcance el tan ansiado 100%. Si yo me rigiera por esos tres parámetros que tú apuntas, te aseguro que yo alcanzo el 100% también.

.-TEMPLARIO: Fíjate en cómo empieza el párrafo segundo de este post: "Llegados a cierto punto del desarrollo de una persona, y al alcanzar alguna edad,..." Quiero decir con ello que uno se plantea seriamente la cuestión de cuánto de feliz es, al tener la personalidad ya formada y haber recorrido cierto trayecto de su vida.

.-Por los vaivenes de porcentajes que tú nos cuentas en cuanto a tu felicidad se refiere, creo que aún eres muy joven o, cómo también dices, es porque vas cambiando paulatinamente las circunstancias que consideras relevantes para considerarte feliz.

.-Como apunta Martín, a veces para ser muy muy feliz, hay que ser sencillo y humilde de corazón, y conformarse con lo que ya se tiene, siempre y cuando se haya conseguido cierto grado de satisfacción de las necesidades básicas y algún bienestar...

.-Creo que ir más allá, cual espíritu inconformista y siempre insatisfecho, para conseguir tener o ser, más y más, sin ningún límite en el infinito; es el caldo de abono perfecto para la eterna infelicidad. He dicho.

.-Saludos y gracias por vuestros comentarios, que a su vez, me alientan a escribir los míos.