03 abril 2008

Tárraco

   "Tárraco, civitas ubi ver aeternum est". Así fue definida Tárraco -la actual Tarragona-, por el emperador Adriano, en una visita allá por el siglo II d.C.

Sala del MNAT
   Ya sabéis, los que me leéis, de mi gusto por la civilización romana clásica. No es la primera, ni será la última vez, que visito los antiguos vestigios de la Imperial Tárraco. En esta ocasión quiero presentaros un sencillo esbozo de lo que es el Museo Nacional Arqueológico de Tarragona.

   Este museo se halla en la Plaza del Rey,5 de Tarragona. Suele estar abierto al público, en horario de verano, de 09:30 a 20:30 horas en laborables, y de 10 a 14 en festivos; y en horario de invierno, de 09:30 a 13:30 horas y de 15:30 a 19 horas en laborables, y de 10 a 14 horas en festivos. Los lunes permanece cerrado. Sus teléfonos principales son, con el prefijo 977, el 23.62.09 y el 25.15.15.

Tárraco y el mar
   El museo se divide en cuatro plantas, divididas a su vez en salas, donde encontraréis todo tipo de vestigios de la civilización romana, como restos arquitectónicos, escultóricos, mosaicos, objetos de uso cotidiano, objetos marineros procedentes de pecios submarinos, elementos decorativos de villas urbanas y rurales, y muchas cosas más.

   Otros lugares de interés de época romana, en Tarragona y su provincia, son:

   1.-Museo y Necrópolis Paleocristiana.
   2.-Muralla romana.
   3.-Conjunto del Fórum Provincial y arcos del Circo romano.
   4.-Anfiteatro.
   5.-Fórum de la Colonia.
   6.-Acueducto (cerca de la AP-7).
   7.-Torre de los Escipiones (al lado de la N-340).
   8.-Pedrera del Médol.
   9.-Villa romana dels Munts (Altafulla).
   10.-Arco de Bará (Roda de Bará).
   11.-Villa romana de Centcelles (Constantí).

Tiberio Claudio
   Bueno, creo que con todo esto, tenéis más que bastante para haceros una idea de lo que llegó a ser Tárraco, desde que fue fundada allá por el año 218 a.C. por Cneo Cornelio Escipión, como campamento de invierno de las legiones romanas en Hispania; hasta que fue designada capital de la provincia romana de la Hispania Citerior y posteriormente de la Tarraconensis.

11 comentarios :

Andre Louis dijo...

Si me lo permites te recomiendo un libro: El asombroso viaje de Pomponio Flato. Es una novela corta satírica, ambientada en la época romana. Quizás te guste. Un saludo desde sintaxis incorrecta.

Andybel dijo...

.-ANDRÉ: Gracias por tu consejo e información. Si son del mundo romano clásico, siempre son bienvenidas.

.-Nos leemos.

Ignigo dijo...

He estado varias veces en esa ciudad, incluso en uno de mis trabajos estuve allí durante una semana trabajando (por cierto, no guardo un buen recuerdo de esa experiencia) pero reconozco que la ciudad es bonita y tiene su encanto.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: ¿Qué pasó, entonces...?

.-Yo asocio a Tárraco, buen tiempo, playas poco profundas, y mucha antigüedad romana clásica. Me gusta.

.-Hasta otra.

Ignigo dijo...

Todo lo que te puedas imaginar: el trabajo pesado, el viaje desastroso, el hotel que nos pusieron mejor ni nombrarlo, etc ....

Vamos, uno de esos trabajo que prefieres olvidar ...........

Pero que en realidad la ciudad no tiene la culpa.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Pues entonces, perdonaremos a Tárraco.

.-Que asocies a tu estancia en Tárraco algo desagradable, no significa que en el futuro eso tenga que ser así otra vez.

.-Saludos, y ya verás como la próxima vez que vayas a Tarragona, todo irá mejor, seguro.

Marcos dijo...

Yo no he estado en Tarragona nunca, pero sí en Mérida, el otro punto más característico, creo, que se puede visitar en España junto con el que tú señalas en cuanto al Imperio Romano se refiere.

Precisamente el pasado domingo estuve charlando con un amigo sobre Mérida, porque él tiene intención de ir, y yo le animé a que lo hiciera porque, también Mérida es digna de ver y disfrutar si te gusta todo lo relacionado con la antigua Roma. A mí me gustó muchísimo, sobre todo el museo arqueológico, que creo que es obra de Santiago Calatrava.

Por cierto, ya ves, yo que no tengo ni el BUP ni el COU por culpa del latín, pero creo recordar que en el latín no hay palabras esdrújulas, es más, ni siquiera se acentúan las demás, ¿cómo es que Tárraco sí lleva acento?, o no es así?, perdón pero no es mi fuerte precisamente éste.

Un saludo

adam brown dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Andybel dijo...

.-MARCOS: Enhorabuena el verte por aquí otra vez.

.-He estado también en Mérida, me gustó muchísimo. Si no, mira en este post que lo confirma.

.-En relación a lo que dices, creo que, efectivamente, en latín no existían tildes; aunque sí acentuación en determinadas sílabas. En cuanto a lo de palabras esdrújulas, creo que sí que existían en dicha lengua.

.-De todas maneras, yo siempre, instintivamente, nombraba a la antigua Tarragona, como Tarraco, con acentuación llana; lo que pasa es que últimamente me he pasado varias veces por sus museos y siempre veo dicha palabra tildada en Tárraco, cosa que, evidentemente, me ha influido. Sin embargo, pensándolo bien y teniendo en cuenta lo que comentas, puede que sea así cómo tú dices.

.-Estudié latín en su día, sacaba buenas, muy buenas notas diría yo; pero, desgraciadamente, ya no me acuerdo de esas normas ortográficas de nuestra lengua madre. Lo siento. Gracias por tus apreciaciones.

.-Y lo repito, bienvenido seas otra vez por aquí, Marcos.

Ignigo dijo...

Confirmo lo que habéis dicho sobre Mérida, se trata de una ciudad muy bonita que merece la pena visitar.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Me alegra que te guste.

.-Nos leemos.