20 octubre 2008

Cercanías sin música


Cercanías RENFE
   Ya no se escucha música clásica en los trenes de Cercanías. RENFE ha decidido, desde antes del verano, eliminar el hilo musical que amenizaba los viajes de tren.

   Un número significativo de viajeros de la Comunidad de Madrid empezaron a quejarse por este tipo de música en los vagones; a continuación, lo mismo sucedió en el Área Metropolitana de Barcelona. Las quejas se fundamentaban en que aquella música les molestaba y además estaba algo obsoleta.

   Mi opinión es que no me gusta nada esta decisión. La música, como dice el refrán, amansa las fieras, y los viajes siempre son más agradables si se escucha algo de música de fondo. En cuanto al volumen de los temas, no creo que fuera tan alto, por lo menos en la zona de Barcelona, como para llegar a molestar; y en relación a la antigüedad de las composiciones clásicas, decir que si bien son temas de hace algún que otro siglo, no por ello son de escasa calidad. Probado está de sobras que la música clásica, sobre todo la del Barroco con Bach a la cabeza, favorece la relajación y la activación de ciertas ondas cerebrales que estimulan el intelecto y el bienestar.

   No sé si cogéis el tren de Cercanías en vuestros lugares de residencia; pero, ¿qué os parece esta supresión musical?


Ampliación de información clickando en: El País, La Vanguardia, Terra Actualidad.

15 comentarios :

Ignigo dijo...

Para ser sinceros tengo que decir que hace muchos años que no cojo el cercanías.

Pero hubo una época, cuando tenia 18-19 años y cursaba mis estudios de Cine y Televisión en Andoain, a unos 25 kilómetros de San Sebastian, en los que cogía este medio de transporte todos los días.

Recuerdo que había hilo musical en los vagones, aunque no recuerdo el estilo de música, de todas formas hoy en día me da que gran parte de la gente no escucha esa ambientación musical ya que lo normal es ver a la gente con sus cascos, sus ipod y sus MP3 escuchando directamente lo que ellos quieren oir.

Personalmente creo que se debería dejar la música, siempre que este a un nivel aceptable creo que no molesta a nadie y es una forma de permitir relajarse a los usuarios, sobre todo a aquellos que como yo no aguantan lo de llevar los auriculares puestos.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Me alegro que coincidamos en la opinión de no estar de acuerdo con la supresión de la música ambiental en Cercanías de Renfe.

.-Si hay mucha gente que escucha música en los MP3 y en los iPod, pues muy bien; pero los que no llevamos esos artilugios, pues queremos oir algo de música.

.-Gracias por tu comentario.

C.C.Buxter dijo...

Ahora ya hace unos meses que no cojo el tren, pero mientras estuve viviendo en Pineda de Mar lo utilizaba bastante y, sinceramente, me parece increíble que hayan quitado el hilo musical. ¡Si había veces que ni se oía con el simple traqueteo del tren! Si algo molesta en el tren no es el hilo musical, sino los politonos y la gente que habla a gritos como si no hubiese nadie más en el vagón.

Ah! Y si de verdad intentan decir que han quitado la música porque "es antigua"... apaga y vámonos. De ser así, supongo que tendríamos que quemar todos los libros anteriores a 1990, derribar la Sagrada Familia y vaciar el MNAC de obras medievales. ¡Son tan antiguas!

TEMPLARIO dijo...

Pues esta dificil la cuestión, primero diré que yo no viajo en ese metro, pues vivo en México, pero viendo la situación puedo intuir que es algo compleja.

A algunos pasajeros les gusta la música clásica, a otros no, a algunos les gusta el pop, a otros el electro,etc.

Ahora, ¿quién elige que musica poner?, los pasajeros tienen derecho a decidir que si y que no quieren escuchar...

Los que no quieren música clásica tienen derecho a quejarse sobre ella, y los que la quieren también tienen derecho a querer escucharla y a quejarse por la ausencia de esta; así, ambos lados tienen razón, ¿a quién le haces caso?

Por otro lado, ¿que piezas musicales ponian?; si es tipo "Claro de Luna" de Beethoven les doy la razon para quejarse pues es una melodía muy triste y que te hace sentir peor de lo que estabas, pero si es estilo Himno a la alegria, Autumn de Vivaldi o Air de Bach pues la cosa cambia mucho. En fin, son diferentes gustos, y en gustos se rompen generos.

Andybel dijo...

.-CHARLIE: Pues es cierto y verdadero.

.-Claro, es que para algunos "listillos" lo antiguo siempre es peor que lo moderno y progresista...

.-TEMPLARIO: De acuerdo en que hay que tener variedad de música y el usuario de tren el derecho a elegirla; pero de ahí a suprimir todo tipo de hilo musical de un plumazo, va un abismo, ¿no crees?

.-La música que ponían era agradable y amena. Creo que la razón de quitarla nos la ha desvelado Ignigo con mucha certeza: y es que se argüía para que desapareciera, que era muy antigua y que ya nadie la escuchaba pues todo el mundo va con sus MP3 y sus iPods.

.-Yo abogo no sólo por la música clásica, que me gusta, sino también por otro tipo de música de calidad y relajante, sea del estilo que sea; pero en ningún caso estoy de acuerdo en que se suprima sin más y totalitariamente el hilo musical de Cercanías de RENFE.

.-Saludos y gracias a todos por vuestros comentarios.

Alfonso M. Corral dijo...

Pues yo me acabo de mudar a Madrid y los viajes en el cercanías se me hacen un poco aburridos.

No me gusta llevar los cascos puestos, así que hubiera agradecido que siguiera habiendo música.

Andybel dijo...

.-ALFONSO M.CORRAL: Pues ya ves, algunos han decidido que tú, los comentaristas de este blog, y yo nos quedemos sin música que tanto ambiente hace, en los trayectos de Cercanías.

.-No estoy de acuerdo y me quejo aquí por enésima vez por la supresión del hilo musical.

.-Saludos y gracias por vuestros comentarios.

Martín Grosz dijo...

Yo viajo en tren todos los días. Tengo la fortuna de usar uno de los servicios ferroviarios más humanos de mi país, pero aún así estamos lejos de tener música clásica en los vagones... agradezco si pasan 5 días seguidos en los que no se suspenden servicios o tengo que empujar a la gente hacia dentro del vagón para poder entrar.

Es todo un tema el de los trenes en Argentina... hace algunos meses, hordas de pasajeros enfurecidos por el mal servicio han quemado vagones, cansados de las demoras, de viajar con las puertas abiertas o simplemente en los techos (¡¡¡en los techos de los vagones!!!). Por eso decía que, dentro de todo, el servicio que yo uso es malo pero al menos humano...

En cuanto a la música y la elección del estilo, voy a discrepar con tu punto de vista. Primero, aclaro que la música clásica me parece maravillosa. Vivo rodeado de esa música, pertenezco a una familia de músicos clásicos y me encanta escucharla en mi tiempo libre.

Ahora bien, no me parece razonable que a quienes no les gusta ese tipo de música se les obligue a escucharla. Ni siquiera, como apuntabas en alguno de los comentarios, que pasen música no clásica pero relajante, pues debe haber mucha gente que no simpatiza con ese tipo de música y, fundamentalmente, porque hay gente a la cual le gusta la NO MÚSICA.

Puede ser un ejemplo rebuscado, pero piensa por un momento en una persona que sale de trabajar 8 horas en una tienda donde hay música "ambiental". Me imagino que ese sujeto lo menos que va a querer hacer es seguir escuchando música... O sea, también me parece razonable que se respete a quienes a veces no deseamos escuchar música. Quizás yo, que tengo varios músicos a mi alrededor, sea un caso raro, pero a mí me caería mal que me obligaran a escuchar música, cualquiera sea su tipo. Si tengo ganas de escuchar algo, me llevo un MP3, como hace todo el mundo...

Bueno, espero haber aportado un punto de vista diferente y que os sirva de algo la opinión. Saludos...

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Pues sí, efectivamente, tus opiniones y las de todos los comentaristas son útiles y desarrollan el tema propuesto.

.-Me sorprende lo que dices del sistema ferroviario, ahí en Argentina. Aquí también hay retrasos y alguna que otra movilización callejera por el servicio, a veces no a la altura de las necesidades de grandes áreas poblacionales. Sin embargo, el tren en sí y los vagones están bastante bien, son funcionales, cómodos y amplios. Lo mismo se puede decir del metro (para nosotros ferrocarril subterráneo de la gran ciudad). En relación al metro, me sorprendió mucho, en mi visita a París, -considerando esta ciudad en España como una de las más modernas del mundo y de referencia en nuestro país para todo lo relacionado con la cultura y el avance tecnológico- que el metro parisino, pese a tener un servicio excelente en cuanto a la frecuencia de trenes y su movilidad por el amplio espectro urbano de la ciudad gala, adoleciera grandemente de una calidad de los vagones y de las instalaciones y pasillos del metro, muy muy deficiente, sucio, asientos pequeños, estaciones de lo más antiguas, etc. En ese sentido aquí en España podemos estar orgullosos en ciudades como Barcelona, Madrid, Bilbao o Valencia, de tener las instalaciones de metropolitano que tenemos.

.-En relación a lo de la música, y teniendo en cuenta que estás rodeado de músicos profesionales, decirte que yo tampoco es que sea un forofo de la música; pero reconozco que me gusta escucharla en el tren porque me relaja, ambienta mucho y me hace el viaje más agradable. Precisamente lo que dices del MP3: hay gente que en los comentarios estaba en contra de los auriculares porque no los aguantan.

.-En fin, creo que poner música a un volumen medio-bajo en cualquier instalación pública, sea trenes, estaciones de autobús, centros comerciales, tiendas, etc. es una manera agradable de adornar el ambiente de esos sitios que la mayoría de las veces son lugares impersonales y algo fríos.

.-Respeto y tengo en cuenta las salvedades que apuntas.

.-Gracias por tus comentarios y hasta la próxima visita en nuestros blogs.

Andybel dijo...

.-MARTÍN: Perdona Martín, en el comentario anterior, donde digo IGNIGO, evidentemente quería decir MARTÍN.

.-En esta ocasión te he confundido en Cosas y Casos con otro de los estimados comentaristas del blog.

.-Hasta otra.

Chiriveque dijo...

Muy buenas...

Yo antes pensaba como vosotros, pero lo cierto es que me pongo en el lugar de la gente a la cual el hilo musical le impide leer, relajarse, echarse una siesta, etc.
Ni todo el mundo tiene la obligación de amar la música clásica (yo sí soy aficionado) y, en todo caso, no se le ha de imponer el escucharla a todo el mundo a la fuerza en cualquier momento y lugar.
A quien le guste la música q se lleve sus auriculares y, a ser posible, a un sonido que no moleste a los de su alrededor. En el momento en que se pide hilo musical, éste lo escuchan todos y es tremendamente injusto.

Por otra parte, muchos intérpretes de música clásica están en contra del hilo musical, al que consideran una polución sonora más.

Andybel dijo...

.-CHIRIVIQUE: Desde este punto de vista que planteas la cuestión, casi no me haces echar de menos el hilo musical de RENFE.

.-Bueno, pues que quede como ahora, sin hilo musical; y el que quiera música que la oiga él solito y sin molestar a nadie como tú dices.

.-Gracias por tus comentarios y saludos.

El rincón de Chiriveque dijo...

De nada, gracias por tu respeto y comprensión. Me gusta tu blog, con tu permiso lo añadiré a mi lista de favoritos.

Hasta los c... dijo...

Pues yo estoy hasta los cojones de la música ambiental en todas partes. Me la ponen sin pedirla y sin escogerla. Me OBLIGAN a escucharla a todas horas. Yo quiero DECIDIR cuando, cómo, donde escuchar música. Tambien quiero decidir QUÉ música escuchar.
Decir que no me gusta la música por odiar el hilo musical es como decir que no me gusta el sexo porque no me gustaría practicarlo doce horas al día, o que no me gusta el chocolate porque no quiero comerlo a todas horas. Incluso, aunque non me gustar la música, también estaría en mi derecho.
Te imaginas que desde el cielo tuviéramos un hilo musical permanente?. Sería para volverse loco. Pues eso es realmente lo que hay, porque está por todas partes, martilleando los oidos. Ya ni lo notamos. Si nos falta, tenemos "mono" de sa droga estúpida. Sentimos "sídrome de Estocolmo".
Hora estoy en un ciber, a donde vine para sacar una información de internet. No vine para escuchar música, pero me la tengo que tragar. Lo curioso es que somos muy exigentes en unas cosas y masoquistas en otras. Si en un restaurante un café o un plato no está exactamente a nuestro gusto montamos una escena. Pero la música del hilo musical nos la tragamos sin rechistar. Ni nos damos cuenta de que nos molesta, porque rechazamos es pensamiento "hereje", como si fuera un tabú.
Lo dicho: hasta los putos cojones del hilo musical.
Soy músico profesional desde hace muchos años, por si tiene relevancia el dato.

Anónimo dijo...

Los seres humanos oimos los sonidos que nos circundan. No podemos escoger oir algunos y dejar de oir otros. Quien conecta el hilo musical obliga a todos a oir una música. La impone. En nuestros días pareciera que alguien ha escrito esta máxima con letras de oro: "el silencio es malo, necesitamos música siempre y en todo lugar". Es una taradez de nuestra época. Y los que la padecemos tenemos la mala costumbre de no quejarnos. Desde aquí animo a que todos los que odiamos el hilo musical lo exterioricemos.