13 abril 2008

Argentina, nueva iniciativa al volar

   La Dirección Nacional de Migraciones de Argentina ha tenido recientemente la brillante idea de crear una nueva forma de cumplimentar la dichosa tarjeta de declaración de entrada o salida del país a través de sus vuelos internacionales.

   Lo cierto es que yo solamente he tenido ocasión de tener que rellenar esa tarjeta una vez, en un viaje que hice a México, y es un poco tedioso buscar el bolígrafo, acomodarse para escribir en el espacio disponible en el avión, pensar en los datos que se te preguntan, y todo ello después de nueve o diez horas de vuelo.

Página de Dirección Nacional de Migraciones de Argentina
   Lo que hay que hacer es clickar en la página principal de la Dirección Nacional de Migraciones, y en la parte derecha de la página inicial, justo debajo de la cabecera, entrar en "Imprima su Tarjeta Migratoria". A partir de aquí, se rellenan todos los datos requeridos y se imprime el documento para cuando haga falta.

   Es una interesante iniciativa del Gobierno Argentino que seguramente facilitará las cosas a todas aquellas personas que volemos al país hermano desde España. Espero que dicha innovación se extienda como la pólvora al resto de países del mundo.


Vía: El Diario del Viajero.

9 comentarios :

Martín Grosz dijo...

Bueno, ya era hora de que nuestros gobernantes hicieran algo inteligente. Me alegro de que piensen en los turistas y en la forma de facilitarles la vida.

¿Así que vienes para Argentina? ¡Avisa con tiempo, a ver si un día podemos vernos!

Hasta pronto,

Andybel dijo...

.-MARTÍN: Ya me gustaría. Sólo he estado en México y la experiencia fue increible.

.-Ah, por cierto, mi abuelo materno al que no conocí, estuvo emigrado en Argentina; fue en barco como cocinero de a bordo y también ejerció esa profesión en vuestra tierra.

.-Hasta pronto.

Ignigo dijo...

Por cierto Martin, no sé si lo has visto, pero si lo has hecho me gustaria me dieses tu opinión sobre el documental "WHISKY-ROMEO-ZULU", supongo sabes a que documental me refiero.

Espero comprendas despues de ver este documental mi reticencia a volar a Argentina, país que de todas formas me encantaria conocer y en la que vive una buena amiga mia.

Andybel dijo...

IGNIGO: Haznos partícipes de ese documental del que hablas, el W,R,Z. ¿Dónde lo podemos encontrar? O, dínos, ¿de qué trata...?

Gracias, nos leemos.

Iñigo dijo...

Ese documental esta editado en España, puedes conseguirlo seguramente en tu videoclub habitual, o en la propia red, que seguro que esta tambien.

Esta escrita, dirigida e incluso narrada por Enrique Piñeyro, piloto de la LAPA, las aerolineas argentinas, y partiendo del accidente del Boeing 737 del 31 de Agosto de 1999 revela una compleja trama de complicidades entre la Fuerza Aerea y las aerolineas argentinas para disminuir los controles de seguridad y asi abaratar los costes.

Desde luego es un documental que os recomiendo ver, aunque queria saber la opinión de un argentino sobre él, ya que tal como se cuenta es sorprendente, pero no se cuanto de verdad habrá en él parece que tiene sus fuentes, pero logicamente muchas veces depende de la forma en que cada uno quiere contar las cosas.

Ignigo dijo...

El de antes era yo pero como me ha pasado en otras ocasiones he vuelto a equivocarme y he utilizado una cuenta diferente a la habitual.

Por cierto, el documental esta editado en el 2004, asi que como veis es bastante reciente.

Martín Grosz dijo...

Sí, Ignigo, he visto esa película, que cuenta a modo de ficción la experiencia de su director, que renunció a ser piloto de Lapa meses antes del accidente, denunciando el mal estado de los aviones.

Una aclaración: LAPA era una aerolínea privada. Nada que ver con Aerolíneas Argentinas, que es la línea de bandera, si bien ahora pertenece a la española Marsans.

Sí, haces bien en tener miedo. Y tendrías más miedo si vieras el otro film de Piñeyro: Fuerza Aérea S.A. En este caso, se trata de un documental, basado en una serie de cámaras ocultas que muestran el estado desastroso en que opera el servicio de pista del aeropuerto internacional de Ezeiza.

Entre otras cosas, ves cómo los techos del edificio están rotos y se quedan sin radar durante varios minutos con aviones en el aire. Un desastre.

Igualmente, no sé si por milagro o por qué, desde el accidente que mencionaste no ocurrió ningún otro con aviones de pasajeros. Es decir, no hay por qué pensar que si vienes a la Argentina se caerá tu avión, pero seguro tienes más probabilidades de que te ocurra que viajando a otras partes del mundo.

El gobierno actual anunció el año pasado que le quitará a la Fuerza Aérea el control de la aviación comercial. Veremos si mejoran las cosas de aquí en adelante.

Mientras tanto, anímate y date un paseo por argentina... Al menos sentirás la adrenalina propia del peligro, y sentirás lo que tus compatriotas cuando viajaban en riesgosas carabelas. Quien viene a la Argentina no es un simple turista, es un viajero, como los de antes, consciente de sus riesgos. Y, aún así, si vuelven, el país suele gustarles. En fin,

Saludos.

Andybel dijo...

.-Pues muchas gracias a Ignigo por sacar el tema y a Martín por aclararnos, de primera mano, todo este asunto de la seguridad en el tráfico aéreo argentino.

.-Por otro lado, Martín, a mí los riesgos me gustan bien controladitos; así que lo de viajar en riesgosas carabelas de nuestros antepasados lo dejamos pasar para que lo practiquen algunos intrépidos...

.-Yo cuando vaya a la Argentina, lo hago en barco "tranquilito", un transatlántico si puede ser, y con todas las comodidades posibles de nuestros días...

.-Saludos a todos y gracias por los comentarios.

Ignigo dijo...

Gracias por tu aclaración Martin, siempre viene bien saber las cosas de primera mano y sobre todo desde otro punto de vista.

Nunca hay que creerse todo lo que dice la tele o el cine, daros cuenta que os lo dice alguien que trabaja en ello, así que por algo será.

En cuanto a viajar a Argentina te puedo asegurar que es una cosa que tengo pendiente, lo que pasa es que de momento con mi proyecto a Australia tendré que dejar ese viaje para dentro del algún tiempo.

Desgraciadamente no hay tiempo ni dinero para todo.