25 diciembre 2008

Graffitti...¿arte?


Graffitti
Muchos de vosotros, como yo, estaréis hartos de ver cómo adolescentes con botes de spray pintarrajean las fachadas y paredes de vuestras ciudades. Algunas son limpiadas con mucho trabajo por parte de las comunidades de vecinos y por los servicios de limpieza del ayuntamiento. Muchas veces, esas paredes y fachadas duran limpias apenas unos días, ya que esos chavales vuelven a la carga en cuanto ven una superficie lisa y virgen.

Antes de criticar al graffitti, quiero distinguir entre las verdaderas obras de arte que se pueden observar en lugares específicos destinados para esta práctica urbana, y el pintarrajear por pintarrajear de casi todos los lugares públicos de nuestras ciudades. A eso que los graffiteros llaman "tags" o etiquetas en castellano, yo simplemente lo llamo garabatos ensuciadores.

Pintarrajada
Pero, ¿es que no podéis respetar las fachadas y edificios públicos y privados que no están destinados para esa práctica expresiva? Si queréis expresaros o desarrollar vuestro arte o creatividad, ¿por qué no os dirigís a paredes o muros que no sean de uso o utilidad pública, o simplemente acudís a lugares específicamente destinados para esta práctica...?

Lo siento mucho pero yo en esto no transijo; para mí, esto que vosotros llamáis graffitti, no es arte ni es nada, simplemente es deslucir edificios y superficies públicas ocasionando unos gastos tremendos para su restauración y limpieza. En resumen, lo que hacéis es deteriorar el entorno urbano. Hay quien dice que un entorno deteriorado da lugar a una conducta deteriorada; así que ya sabéis la responsabilidad y los daños que asumís cada vez que alegremente mancháis todas esas fachadas, paredes y puertas de nuestras ciudades.

Tag
Por otro lado, sabed que deslucir bienes inmuebles, o sea fachadas y paredes, es una falta del código penal vigente en la legislación española, por lo que policial y judicialmente ese tipo de conductas son perfectamente perseguibles y punibles. Entonces, ¿en qué quedamos, hacéis arte o delinquís...? vosotros mismos.

11 comentarios :

Ignigo dijo...

Estoy completamente e acuerdo con lo que has dicho.

No veo nada de arte en pintar garabatos inútiles en las paredes de edificios o vagones de tren.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Bueno, pues a ver si a los chavalitos estos les llega el mensaje, porque da asco el dar un paseo por cualquier barrio de nuestra ciudades.

.-Estas fotos que ves en el post son de mi barrio.

.-Saludos.

El rincón de Chiriveque dijo...

Como en todo, hay pinturas que valen la pena y otras que son mero vandalismo. Lo que ocurre es que, quizás, haya que destinar un lugar para ello y, sinceramente, ni un edificio privado ni un tren me parecen los sitios ideales.

Eso sí, tampoco estoy demasiado de acuerdo con penas exorbitadas de hasta prisión por hacer algo así, como le sucedió a unos españoles que tuvieron la ocurrencia de hacer un "graffitti" en los vagones de un tren en un país nórdico. Con obligarles a que lo limpien me parece castigo suficiente...
Disculpa que no sea muy ortodoxo con el argumento legal, pero es que estoy bastante quemado con la campaña antipiratería que está haciendo el gobierno español con el dinero de todos, la cual tiene el objetivo claro de limitar el acceso a la cultura libre (aparte de enriquecer aún más a cantantes y discográficas).

Andybel dijo...

.-CHIRIVIQUE: Bueno, en la legislación española, el deslucir bienes inmuebles es simplemente una falta, que como sabrás, es la graduación menor de las infracciones penales, por debajo de los delitos. Desde luego que el castigo contra los que ensucian nuestras paredes y fachadas debe de ser proporcionado.

.-Lo que apuntas de limpiar lo ensuciado, me parece muy bien para que se dieran cuenta de lo que cuesta dejar los bienes como estaban.

.-En cuanto a la ortodoxia que apuntas del tema legal en relación con la legislación de la piratería informática, decirte que yo tampoco estoy de acuerdo y que claramente se quiere ceder al chantaje de productores y artistas; pero eso es otro tema, muy interesante por cierto, pero como digo, objeto de otro post y otro debate mediante comentarios.

.-Gracias por tus comentarios, Chirivique, hasta la próxima.

TEMPLARIO dijo...

Pues bien, soy estudiante de diseño gráfico y puedo decir que el graffiti si puede llegar a ser una obra de arte, veo que algunos de mis compañeros lo utilizan y hacen muy buenos trabajos con ellos.

Lo malo es que algunos vandalos suelen utilizarlos para marcar "territorios" o para hacerse "notar", ahi ya no es arte sino puro vandalismo, lo cuál hace quedar mal al resto de graffiteros...

Existe un graffitero anonimo que hace verdaderas obras de arte, no sé si las haga con el permiso de los dueños de los edificios o no, pero sus trabajos son bastante buenos, los invito a verlos a travéz del Google, su nombre es "Bansky".

Saludos, hasta pronto.

Andybel dijo...

.-TEMPLARIO: Efectivamente, dejo claro en la entrada que hay que distinguir entre artistas del graffitti y vándalos que no hacen más que ensuciar, con los gastos que ello supone para volver a limpiarlos.

.-Me vuelvo a reafirmar que si alguien quiere expresar su creatividad, o únicamente practicar pintura con espray, pues que lo haga, pero en lugares específicos especialmente destinados para ello, y no en las paredes, fachadas, y mobiliario urbano de uso y disfrute público y común.

.-Gracias por tu comentario.

Martín Grosz dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Andybel. Quien pinta paredes que no le pertenecen está cometiendo un daño contra la propiedad de otra personas. Por lo tanto, está muy bien que esa acción sea considerada una falta y reprimida como tal. Y esto, sin importar que lo pintado sea un mamarracho o una maravillosa obra de arte.

Yo sí creo que algunas de estas pintadas son obras de arte admirables. No por estar en un lugar prohibido pierden esa naturaleza, dada por sus cualidades estéticas. Pero estamos de acuerdo en que, más allá de la calidad de la obra, nada justifica la falta de respeto que implica hacia los vecinos y sus esfuerzos por mantener limpias sus paredes.

Saludos!

Andybel dijo...

.-MARTÍN: Efectivamente, lo cortés no quita lo valiente, como reza el refrán español.

.-Que sean obras de arte, que lo son algunas, no hace que tengan el privilegio de deslucir paredes y fachadas y ocasionar trabajo y gatos para su limpieza.

.-Por lo demás, nada más que añadir a tu comentario, sólo amén.

.-Saludos y Feliz Año 2009.

C.C.Buxter dijo...

Estoy de acuerdo, como ya se ha dicho, en que sí hay graffitis que se pueden considerar artísticos y que hay que disitnguir de los pintarrajos o declaraciones de amor que suelen inundar las ciudades...

En un programa de arte callejero que daban a veces en canal 33 dieron una vez un capítulo sobre graffitis en Philadelphia. Debido al problema que había, el ayuntamiento acordó con los "representantes" de los graffiteros donar espacios donde éstos pudieran expresarse libremente. Ahora no solo ha desaparecido el problema de los graffitis sino que, además, precisamente esos espacios donados (grandes paredes de edificios, espacios deshabitados) se han convertido en una seña de identidad de Philadelphia, a la que se conoce como "la ciudad de los murales".

Andybel dijo...

.-CHARLIE: Pues mira, precisamente es esa la solución que yo quiero para nuestras ciudades. Que las instituciones públicas se involucren en el asunto, y que fomenten espacios específicos en la ciudad para que los graffitteros se puedan expresar y realizar sus obras de arte o no de tan arte...

.-Saludos y gracias por tus comentarios, Charlie.

zulu dijo...

De acuerdo contigo, pero hay que diferenciar entre el arte urbano y el graffiti vandálico que cada vez tiene menos apoyos.

El graffitero vandálico suele ser alguien sin inquietudes artísticas que lo único que busca es la fama de su "firma" por mera repetición, ese no es un artista urbano, por favor no metáis a todos en el mismo saco.

Os invito a visitar mi blog (Distorsión Urbana) y que veáis lo que es de verdad el arte urbano.