18 marzo 2010

Orden del Aliño

Vinagre, sal y aceite

Orden del Aliño
Puede parecer cuestión baladí, pero seguramente todos vosotros habréis notado mejor sabor en aquella ensalada que preparan en vuestro restaurante favorito, o en la que hace aquella tía del pueblo que tiene un aroma especial, un qué sé yo.

Probablemente, los ingredientes empleados en esas ensaladas no sean de mayor calidad que los que vosotros empleáis habitualmente; no obstante, el detalle que marca la diferencia puede ser el orden del aliño -vinagre, aceite y sal- que indudablemente, si está bien hecho, hará que la mezcla de los condimentos sea homogénea e impregne también, por un igual, a los ingredientes del total de la ensalada.

El orden, cómo habréis podido intuir, será siempre el de primero vinagre, después sal, y luego para acabar, aceite. El resultado, obviamente, es mucho mejor que haciéndolo al azar; pero, os preguntaréis el porqué de dicho orden. Pues porque si se hace así nos aseguramos de que la mezcla sea perfecta y se consiga una homogeneidad única.

El vinagre es el producto más líquido y más etéreo de los tres; así que interesa echarlo el primero para que se expanda por todos los elementos de la ensalada. Como este primer elemento es líquido y la sal es sólida y muy soluble; ésta se echa en segundo lugar para que se disuelva en el vinagre. Fijaos que si se hiciera al revés, primero la sal y luego el vinagre; éste desplazaría la sal según lo fuéramos vertiendo, con lo que obtendríamos una ensalada más salada en unas zonas que en otras. Para finalizar, verteremos el aceite en tercer lugar, ya que su principal característica es la alta densidad que unirá en un todo los tres ingredientes del aliño.

El resultado será el de un perfecto aliño con un sabor uniforme en todo su volumen.

Vosotros, ¿cómo lo hacéis? ¿habiáis reparado alguna vez en esta cuestión tan cotidiana al aliñar vuestras ensaladas...?

15 comentarios :

lol@ dijo...

Hola de nuevo:
El aliño de las ensaladas, como bien has publicado,depende siempre del grado de acidez que a cada persona les guste, bien yo lo hago casi siempre en este orden.

1º> Preparo un bol, echo la sal y el aceite y por último echo el vinagre, muevo con una varilla o simplemente con una cuchara energéticamente y voy consiguiendo que se espese un poquito para, después agregarlo a la ensalada.

También se le puede echar a las cebolletas tiernas, sobre todo si estas pican,con esta mezcla verás que suaves y ricas quedan, practícalo y ya me dirás, si lo sabias o no y,que te aproveche.
¡Ah! Y felicidades para tu hermana por su nuevo hogar.

Un cordial saludo.

Andybel dijo...

.-LOL@: Gracias tía, me apunto estas consideraciones culinarias básicas.

.-Esperemos que empiece con buen pie en su nueva etapa.

.-Saludos.

Ignigo dijo...

En este caso amigo Andybel no voy a estar de acuerdo contigo, aunque claro, vamos a partir del punto de que mi caso tampoco es del todo normal:

No me gusta la sal y odio el sabor a vinagre.

Por lo cual yo tomo la ensalada sin aliñar.

Ya sé que mi caso es extraño, pero a mi me gusta la ensalada tal cual, es decir, con su sabor, que la lechuga sepa a lechuga, que la cebolla sepa a cebolla, etc, etc, sin sabores externos que oculten los verdaderos ingredientes de la ensalada.

Andybel dijo...

.-IGNIGO: Bueno, está bien discrepar. Yo siempre aprendo más, si cabe, de los que discrepan.

.-Y de todas maneras, para gustos no hay nada escrito; la tuya es una interesante perspectiva del tomar una ensalada sin aliñar.

.-Creo que el aliño de la ensalada se creo para darle algo de chispa a un alimento que de por sí era algo insulso.

.-Saludos y gracias por comentar.

Anónimo dijo...

Un aliño diferente y menos acido que el vinagre es el jugo de limón, que sustituye al vinagre y le da un sabroso sabor

Andybel dijo...

.-ANÓNIMO: Antes de nada, decir que es una pena que seas un comentarista anónimo porque así no podremos disfrutar de tus post y redes sociales a las que pertenezcas.

.-En segundo lugar, decirte que complementa magníficamente el post culinario "Orden del Aliño" lo que mecionas acerca del zumo de limón. A colación también te digo que últimamente sufro de algún que otro problema gastrointestinal por lo que yo mismo he adoptado esa variante cítrica para aliñar la ensalada y la verdura; y la verdad es que resulta, además de más saludable, exquisita.

.-Gracias por la ampliación al post de tu comentario.

bate dijo...

Yo siempre hago en temas gastronómico lo o que veo que hace mi señora madre; en este asunto de la ensalada, 1º sal 2º aceite y 3º vinagre. Mi padre en vez de vinagre solía aliñrla con limón.

Un saludo, y no se esté usted tanto tiempo sin publicar.

Andybel dijo...

.-BATE: Nos anotamos tu propuesta.

.-Menor frecuencia de publicación debido a los quehaceres inherentes a la paternidad, ya se sabe.

.-Saludos.

Pinche dijo...

Hola
Nos ha parecido curioso y lo hemos puesto en nuestra Cocinosfera, la sección de nuestra web que recoge enlaces sobre el mundillo de la cocina.
http://elcuchillodelabuelo.com/home/cocinosfera

Gracias

Andybel dijo...

.-PINCHE: Me parece muy bien lo que habéis hecho.

.-Creo que dicho orden tiene su lógica y justificación; pero estamos abiertos a otras variantes siempre y cuando se razonen adecuadamente.

.-Saliudos y gracias por vuestro comentario y vuestro trackback de Cosas y Casos al Cuchillo del Abuelo.

C.C.Buxter dijo...

Qué curioso... Yo siempre echo primero el vinagre y luego el aceite, porque así la ensalada tiene más sabor a vinagre, pero no sabía lo de la sal. Aunque a decir verdad, pocas veces echo sal a la ensalada. Por cierto, si no lo has hecho, tienes que probar el vinagre de manzana, está buenísimo y no es nada agrio :-)

Andybel dijo...

.-CHARLIE: Lo he probado, el de manzana, y la verdad es que me gusta mucho.

.-Tú también podrías probar el zumo de limón, que es mucho más natural y sabe delicioso.

.-Saludos y una alegría verte por aquí de nuevo.

Ceeed dijo...

¿El aceite alta densidad? ¿Qué consideras tú alto? Creo que te referías a viscosidad, ¿no? Bueno si me he equivocado perdona, es que me ha resultado raro. Si tomamos como referencia el agua es poco denso y el del vinagre supongo que no será muy distinto al del agua. Un abrazo.

Andybel dijo...

.-CEEED: Sí, me refería a la viscosidad. Esta propiedad del aceite hace amalgamar mejor el resto de condimentos del aliño, y por eso creo que hay que añadir el elemento óleo al final.

.-Saludos y gracias por su aclaración.

Anónimo dijo...

Y si OS gusta la mostaza, agregándole un poquito a la mezcla queda delicioso el aliño. ✌